miércoles, 6 de junio de 2012

Tengo esto tan abandonado que ni me acordaba de su existencia. Pero bueno... lo que perdura en el tiempo por algo será... quizá valga la pena.

En este tiempo... muchas cosas... muchas idas y venidas a un mismo corazón solitario... algo quebradizo... lleno de arañazos... incompleto.

He borrado...
escrito...
reescrito...
modificado...
alterado.

He caido.
He tropezado con la misma piedra...
con otro nombre,
con otro cuerpo,
con otro color de ojos,
con otro condimento
en las pupilas...
otro aliento...
pero es la misma piedra.

He mordido...
cosido, recosido,
tomado y lanzado,
he cambiado mi corazón
como cromos cuando eramos niños.

He mimado...
no he encontrado.
He olvidado piezas de mi puzzle particular,
de mi anatomía sumergida,
de mi inteligencia emocional.

He recorrido mis propios miedos...
me he creido Peter Pan
y dejé escapar a mi sombra
porque no me gustaba esa parte tan oscura de mi. 

He hecho... y me he deshecho...
pero aquí me sigues teniendo...
vivo...
sin condiciones...
sin pretensiones...
sin ti... pero aquí.